**Con la obra de los colectores suspendida, la presidenta Leticia Flores ordena excavar bajo un auditorio-almacen de chatarra, con riesgo de inundar una colonia con aguas negras


por José Ángel Gutiérrez
Almoloya del Río, Méx.- Trabajadores de este municipio mexiquense abren zanjas clandestinas en un auditorio de chatarra y trebejos, con el fin de continuar una obra estatal destinada a desechar drenajes a la laguna Chignahuapan, con peligro de inundar una colonia almoloyense.
Estos trabajos los realiza la Comisión de la Cuenca del Río Lerma, en contubernio con la alcaldesa Leticia Flores Martínez, tras la suspensión provisional de obra de colectores de drenaje, que se realizaba en el límite de laguna con el municipio de Texcalyacac.
Recientemente la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emitió sellos de suspensión de la obra y de aseguramiento de la maquinaria, lo que tenía “interrumpidas” las labores, aunque ahora son ordenadas y retomadas por la funcionaria municipal.
“La conexión de drenaje continúa de forma clandestina. Sin duda alguna, el negocio es redondo para este Ayuntamiento y la ambiciosa presidenta, ya que por lo visto pretende hundir la colonia Emiliano Zapata en aguas negras a como dé lugar”, expuso un poblador.
Personas del municipio informaron a Red Noticias que la Comisión prosigue los trabajos de la mano de José Elías Shedid Abraham y comitiva, a quienes la alcaldesa habría solicitado dos camionetas y sumas millonarias para permitir los trabajos de los colectores.
“Atravesaron un camión de basura para impedir la visibilidad al interior del auditorio (ubicado en parque ecoturismo Chignahuapan). Excavaron, colocaron tubos y pretenden conectarlos directamente al resumidero que está detrás de la colonia Zapata”, indicó otro morador.


Las excavaciones se realizan entre llantas de desecho, así como vehículos inservibles del Ayuntamiento, entre los que destacan patrullas y una ambulancia, lo que también impide mirar lo ocurrido en la parte interna.
Los inconformes también se quejaron de agresión policial ocurrida el pasado lunes, cuando personal del Ayuntamiento recobró su edificio tras desalojar un campamento pacifico de protesta que habían montado vecinos ante la opacidad de la alcaldesa.
Policías municipales, secundados por estatales, federales y la Guardia Nacional, lesionaron al menos a tres personas, quienes exigen la renuncia de quien llaman “ex presidenta”, con la promesa de seguir su lucha legal antes que responder con hechos de violencia.
(Fotos. Red Noticias México)