• El Consejo de la Judicatura falló a favor del señor Alfredo Martínez Gutiérrez, quien apeló la sentencia que liberó al presunto secuestrador y homicida


TOLUCA, México, 18 de Febrero de 2020.- Magistrados del Consejo de la Judicatura del Estado de México, por unanimidad, resolvieron reponer el proceso penal en contra de Erick Rojas Lina, quinto implicado en el secuestro y homicidio del menor de 16 años, Carlos Eduardo Martínez González, sucedido el 14 de febrero del 2013, sujeto que fue excarcelado en octubre del 2019, por “falta de pruebas”, según resolvió la jueza que conoció del caso, María Alejandra Carrillo García.
Los magistrados analizaron la sentencia de la jueza Carrillo García, a partir del recurso de apelación interpuesto por el padre de la víctima, Alfredo Martínez Gutiérrez, quien consideró injusto el liberar a quien incluso podría ser el más sanguinario de los cinco implicados en el secuestro y homicidio.


En audiencia pública, los magistrados ordenaron solicitar la reaprehensión de Erick Rojas Lina, para que enfrente, en prisión, nuevamente el juicio por homicidio, secuestro y asociación delictuosa, ahora con nuevas pruebas en su contra, para que demuestre su inocencia.
Los magistrados encontraron errores en el proceso penal que se instruyó en contra de Erick Rojas Lina, por lo que hicieron un exhorto al Ministerio Público trabajar con profesionalismo y honestidad en el caso, y también observaron que, de acuerdo con declaraciones de los cuatro partícipes que están en prisión, podría haber una sexta persona más implicada en el secuestro y homicidio, en contra de quien se reunirán pruebas y, si existen elementos suficientes, se ordenará su aprehensión.


Sobre la resolución de los magistrados al recurso de apelación, el señor Alfredo Martínez Gutiérrez, padre de la víctima, reconoció la actuación de los miembros de la Judicatura Federal, por su honestidad y apego a la legalidad, y confió en que al reponerse el proceso penal en contra del presunto quinto implicado se logre una condena ejemplar.
“Él fue el que puso la casa de su mamá, en San Mateo Atenco, ahí tuvieron cautivo a mi hijo por lo menos dos días, y luego, en el Puente Calderón, él fue quien lo levantó de los tobillos para arrojarlo al vacío, de más de 200 metros de altura, para que mi hijo se estrellara en contra de las rocas y ahí quedara muerto. Eso se debe probar y eso debe pesar para que reciba la condena que se merece”, indicó el señor Martínez Gutiérrez.


Alertó que ahora la jueza debe solicitar con prontitud la orden de reaprehensión en contra de Erick Romas Lina, y debe ser capturado cuanto antes, “para evitar que se fugue otra vez, ya una vez anduvo a salto de mata para evadir la acción de la justicia, es muy probable que vuelva a intentarlo”, advirtió.