**Tras lidiar ayer con la policía, esta mañana pidieron claridad a la alcaldesa Leticia Flores, sobre una obra ecocida en la laguna Chignahuapan, a cargo de la comisión de la Cuenca del Río Lerma

Por José Ángel Gutiérrez López

Almoloya del Río, Méx.- Con molestia la alcaldía de Almoloya del Río muestra opacidad con la obra del entubamiento de drenaje de 13 municipios hacia la laguna Chignahuapan, moradores tomaron la presidencia hasta tener certeza sobre un ecocidio en puerta.

Esta mañana de viernes, habitantes bloquearon el acceso al palacio, donde impidieron a trabajadores ingresar a sus oficinas, sin la presencia de la alcaldesa Leticia Flores Martínez, a quien acusaron de corruptelas y de pedir dádivas a los encargados de la obra.

El ambiente era parcialmente tenso en horas de la mañana, especialmente después que la presidenta amagó a vecinos con policías estatales ayer en la noche, cuando acudieron a exigir su renuncia.

Inconformes de la colonia Emiliano Zapata y otros sectores saben que Flores Martínez habría solicitado a José Elías Chedid Abraham, encargado de obra, 63 millones de pesos, otro millón y medio para el ayuntamiento y dos camionetas último modelo.

Aun cuando no hay un convenio firmado del Colector Emisor Sur-Texcalyacac, los vecinos lograron a media semana el aseguramiento de maquinaria y clausura de obra, con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), a falta de emitirse un veredicto definitivo.

Los moradores contaban con aparente respaldo de la alcaldesa, quien después se fue marginando del movimiento vecinal en contra de la obra, especialmente tras ventilarse el tema de las presuntas dádivas, por lo que hay molestia de vecinos para pedir cuentas claras.

Chedid Abraham y su personal no han entregado documentos que especifiquen permisos para concretar la obra en los límites de la laguna y el municipio de Tecalyacac, lo que también motivó a los moradores a frenar la obra a cargo de la Comisión de la Cuenca del Río Lerma.

(Fotos: Cortesía)