·         Por tercera ocasión el presidente mexiquense Félix Alberto Linares sufre un atentado por denunciar la tala

·         Balearon su camioneta cuando viajaba por Lagunas de Zempoala, mismas que por la tala se están secando y desapareciendo

·         Esta mañana se manifestó con pobladores frente a Palacio Nacional para pedir la atención del jefe del ejecutivo

Luego de sufrir por tercera ocasión un atentado contra su vida por denunciar la tala ilegal y clandestina en Ocuilan, el presidente municipal Félix Alberto Linares se manifestó esta mañana frente a Palacio Nacional para demandar la presencia de la Guardia Nacional.

Acompañado de pobladores de Ocuilan y a un lado de su camioneta donde se aprecian los daños causados por disparos de arma de fuego, Félix Alberto Linares dijo que hasta el momento su llamado al gobierno estatal para poner freno a la tala, ha sido ignorado.

Es por ello, que por segunda ocasión se manifiesta frente a Palacio Nacional para pedir al jefe del ejecutivo lleve a cabo las acciones pertinentes, aunque en días pasados también realizaron una cadena humana con más de 3 mil personas para frenar estos hechos

Destacó que la tala ilegal y clandestina ya es considerada como delincuencia ambiental organizada, pues tan sólo Ocuilan ocupa el segundo lugar en tala dentro de las siete zonas protegidas y en las dos últimas décadas ha perdido más de 10.500 hectáreas.

No nos vamos a dejar intimidar ante estos hechos violentos en contra de mi persona, por lo que acudiremos a todas las instancias legales pertinentes y realizaremos si es necesario, cierre de carreteras o cualquier otra acción que así consideremos, hasta que el jefe del ejecutivo o el gobernador mexiquense tomen cartas en el asunto.

Explicó que ayer miércoles realizaba una gira de trabajo en la carretera Santa Martha-Cuernavaca a la altura del kilómetro 16, cuando desde el bosque comenzaron a disparar hacia la unidad donde viajaba junto con un acompañante, pero afortunadamente resultaron ilesos.